El nacimiento de Jesús: el significado más profundo de la Navidad

La fiesta más importante del año que celebra el nacimiento del Hijo de Dios

El nacimiento de Jesús es sin duda el momento más alto y significativo del calendario cristiano. Cada año este milagro se renueva, con su promesa de salvación.

Las estatuas del Niño Jesús que nos observan desde los pesebres de las iglesias, las plazas y las casas cuentan un maravilloso y solemne misterio, el sueño de una Virgen visitada por un ángel, a la que se le pidió que se convirtiera en la sierva y madre de Dios; de un padre putativo que dio su vida y que se propuso y juró proteger a ese niño que no era suyo; de pastores y reyes que vinieron de lejos para rendir homenaje a un niño recién nacido que se enfrentaba a su primera noche en un pesebre, calentado por el aliento de un buey y un burro.

El pesebre representa el nacimiento, nos recuerda el milagro del natalicio de Nuestro Señor, se ha vuelto parte de la tradición de las familias cristianas.

La estatua del Niño Jesús se convierte en el corazón ardiente y luminoso de un escenario que cobra vida y cuenta la misma historia, año tras año nos conmueve, nos llama a nosotros mismos, a los valores auténticos, a lo que realmente importa y que, con demasiada frecuencia, perdemos de vista, abrumados por la rutina y el desenfreno de la vida moderna.

La Navidad en el Evangelio según Mateo

Lucas y Mateo transmitieron los eventos relacionados con la Natividad con algunas diferencias sustanciales, pero su profundo significado sigue siendo el mismo para los creyentes.

Es el misterio de todos los misterios, el acto de inmenso amor de un Dios por sus hijos, perpetrado a lo largo de los siglos.
El Evangelio según Mateo comienza enumerando la genealogía de Jesús. Luego examina la concepción de la Virgen María por el Espíritu Santo, y luego habla de la aparición de un ángel a José, quien, creyendo que había sido traicionado por la joven novia, quiso repudiarla. Fue entonces disuadido de hacerlo por el mensajero celestial, que también le informó del origen divino del pequeño.

Mateo también describe el viaje de los Reyes Magos, que vinieron a adorar al niño, guiados por una estrella brillante. El mismo ángel que se le apareció a José advierte a los Reyes Magos que tengan cuidado con el Rey Herodes que, temiendo ver su trono usurpado por este rey de los judíos anunciado por una estrella, hace que maten a todos los niños de Belén menores de dos años.
José lleva a la familia a Egipto para protegerlos de la ira de Herodes. Entonces otro ángel le dice que vaya a Nazaret, Galilea, donde Jesús crecerá y comenzará su misión.

La Navidad en el Evangelio según Lucas

Lucas en cambio, sitúa la genealogía de Jesús más adelante cuando comienza su ministerio público. Comienza su Evangelio relatando el episodio de la Anunciación: el ángel Gabriel se le aparece a María y le dice que por el poder del Espíritu Santo concebirá un hijo, que se llamará Jesús. Para superar la incredulidad de la niña, el ángel le muestra cómo su parienta Isabel, ya vieja y estéril, está embarazada por voluntad de Dios y dará a luz a Juan el Bautista.

El Evangelio de Lucas es muy importante porque nos muestra la elección consciente de María de convertirse en la madre del Salvador. Dios no la obliga, pero ella acepta, declarándose sierva del Señor. Luego visita a Elizabeth en Jerusalén (La Visitación).
Lucas cuenta el nacimiento de Juan el Bautista y luego el viaje desde Nazaret a Belén, donde José, descendiente del Rey David, va con su esposa embarazada para cumplir con el censo llamado por César Augusto. Cuando llegó a Belén, María estaba de parto y dio a luz al niño Jesús.

A diferencia del Evangelio de Mateo, el de Lucas también se centra en la adoración de los pastores, que, advertidos por un ángel, van a ver al recién nacido, acostado en un pesebre, y le traen regalos. Ocho días después del nacimiento de Jesús es llevado al templo para ser circuncidado, y aquí es reconocido como el Mesías por Simeón y la profetisa Ana. Después la Sagrada Familia regresó a Nazaret.

¿Cuándo nació Jesús?

La fecha de nacimiento de Jesús no está explícitamente registrada en los Evangelios, las principales fuentes históricas sobre Jesús, ni en otras fuentes no cristianas. Dado que los Evangelios lo sitúan en los últimos años del rey Herodes el Grande, que murió en el año 4 a.C., existe un acuerdo sustancial entre casi todos los estudiosos en situar el nacimiento de Jesús entre los años 7 y 6 a.C., inmediatamente después del censo universal de Augusto (8 a.C.) y en conjunción con la conjunción de Júpiter y Saturno en el pez (7 a.C.), probablemente identificable con la «estrella de Belén».

La fecha tradicional del año 1 a.C., siendo el año siguiente el primero del calendario juliano-gregoriano, se remonta al monje Dionisio el Pequeño en el siglo VI. Esta fecha, sin embargo, difiere sólo uno o dos años de la fecha proporcionada por los Padres de la Iglesia desde el siglo II-III.

La creación de la fiesta litúrgica de la Navidad, como el aniversario del nacimiento de Jesucristo, y su celebración el 25 de diciembre es tardía (siglo IV), pero parece justificada en base a los manuscritos hallados en Qumrán.

¿Dónde nació Jesús?

En el Evangelio según Mateo 1-2 y Lucas 1-2: «Jesús nació en Belén de Judea, en el tiempo del Rey Herodes”.
«No tengan miedo. Les traigo una buena noticia que los dejará muy contentos: ¡Su Salvador acaba de nacer en Belén! ¡Es el Mesías, el Señor! Lo reconocerán porque está durmiendo en un pesebre, envuelto en pañales». De pronto, muchos ángeles aparecieron en el cielo y alababan a Dios cantando: «¡Gloria a Dios en el cielo, y paz en la tierra para todos los que Dios ama!» (Lucas 2:10-14).

Entonces surge la pregunta de ¿por qué se lo llama Jesús de Nazaret? y ¿por qué Belén no se menciona como el lugar de nacimiento de Cristo fuera de las narraciones de su infancia en los Evangelios?
Tanto Belén como Nazaret fueron sitios significativos en la vida de Jesucristo.
Jesús nació en Belén pero pasó su infancia en Nazaret, con María y José.

¿Por qué la liturgia de Navidad consiste en cuatro misas?

El tiempo litúrgico de la Navidad comienza con las primeras vísperas el 24 de diciembre y termina con el domingo del Bautismo de Jesús, mientras que el período anterior incluye los domingos de Adviento.

La Iglesia celebra la Solemnidad de la Navidad con cuatro misas:

  • Misa de vigilia, es celebrada la tarde del 24 de diciembre, allí encontramos las profecías.
  • Misa de noche, también conocida como misa de gallo. Conmemoramos el momento en el que la Virgen María da a luz a Nuestro Señor.
  • Misa de la aurora, su horario original es a las 6 ó 7 de la mañana del 25 de diciembre. En ella honramos la adoración de los pastores.
  • Misa del día, «el nacimiento eterno del Verbo en el seno de los esplendores del Padre»

Os deseamos una Feliz Navidad y un buen renacimiento en Jesús.